¿Cómo ahorrar electricidad en casa?

Contratar la potencia adecuada, mantener una temperatura razonable y otros muchos trucos útiles son ejemplos de como ahorrar electricidad, lo que se traduce en ahorro en la factura de la luz que recibimos cada dos meses. A continuación os recomendamos 12 prácticos consejos para reducir este gasto.

1º-  Contratar la potencia adecuada.

Es habitual que los proveedores de electricidad tiendan a proponernos una potencia contratada mayor a lo que necesitamos, lo que se entiende porque es un concepto fijo en la factura, y así se aseguran unos ingresos adicionales.

Por eso es interesante comprobar la potencia contratada y revisar si realmente es necesaria. Si hubiera una diferencia importante, habría que solicitar un cambio a la compañía eléctrica, que no es gratis, pero que con el tiempo puede suponer un ahorro, ya que cada kW contratado cuesta alrededor de 1,4€ al mes (más impuestos). En algunas casas, la potencia contratada puede ser hasta 5kW de más de lo necesario (o incluso más), lo que significa pagar 7€ de más todos los meses (más impuestos).

En cualquier caso hay que tener cuidado y mantener cierto margen, porque si nos pasamos de ahorradores, la luz saltará cada rato y si tenemos que solicitar un nuevo cambio para aumentar la potencia, nos cobrarán de nuevo, y puede suponer mucho dinero.

2º- Mantener una temperatura razonable.

Si te preguntas como ahorrar electricidad, piensa que en invierno, para los que tengan una calefacción eléctrica con termostato, no hace falta tener más de 17º en las habitaciones, 19º en la sala de estar o en la cocina y 21º en el baño. En verano, para los que tengan aire acondicionado, es suficiente con bajar el termostato hasta los 24º.

Si se dispone de calefacción o aire acondicionado individualizado en cada habitación es buena idea cerrar las puertas y ajustar la temperatura únicamente en los sitios que estemos usando. En verano, si la noche refresca, abrir las ventanas puede ser muy buena opción (con luces apagadas si no quieres que entren mosquitos).

3º- Aislar la casa.

Tanto en los meses más fríos del invierno como en los más calientes del verano, una casa bien aislada ayudará a optimizar el consumo. Piensa en revisar el estado de las ventanas, en invertir en dobles cristales y no olvides cerrar las persianas (durante el día en verano y durante la noche en invierno). Todo esto puede suponer una inversión, pero a la larga se notará el ahorro en la factura de la luz.

4º- Radiadores individuales.

Los sistemas de calefacción móvil consumen muchísimo. Es mejor limitar su uso a casos imprescindible. Si la casa no dispone de instalación de calefacción, piensa en invertir en calefacción centralizada con gas o en sistemas de bombas de calor. Plantearse como ahorrar electricidad se tiene que ver en este caso a largo plazo, teniendo en cuenta que la reducción de consumo en el futuro compensará la inversión. Como los precios y las tasas sobre la luz parecen ir a más, cuanto antes se invierta, mejor.

5º- Bombillas de bajo consumo.

A estas alturas es difícil no estar al tanto del ahorro que supone el instalar bombillas de bajo consumo en la casa, pero no está de más recordarlo. El coste adicional en la compra se ve ampliamente compensado por el menor consumo y la mayor duración, ya que la vida útil de las bombillas de bajo consumo es mucho más duradera.

Evita en cualquier caso los sistemas de focos halógenos, que si dan mucha iluminación,  gastan demasiada energía, mucha de la cual se convierte en calor en vez de luz.

Además, quita el polvo regularmente en todas las luces, ya que puede reducir la eficiencia lumínica.

6º- Hacer un uso razonable de las luces.

Si te preocupa como ahorrar electricidad, coje la costumbre de apagar las habitaciones al salir y de no encender las luces hasta que la luz natural sea insuficiente para ver con claridad.

7º- Comprar electrodomésticos eficientes.

Como ahorrar en la factura de la luz significa anticiparse. A la hora de la compra, hay que pensar en el medio y largo plazo, y valorar la eficiencia energética de los aparatos eléctricos, especialmente en el caso de las neveras y de los sistemas de aire acondicionado. Por ejemplo, entre una nevera de nivel de eficiencia “C” y una de nivel “A”, la diferencia de consumo eléctrico en diez años puede ser de 120€.

8º- Apagar completamente el televisor y otros aparatos eléctricos.

El televisor, el modem wifi, el descodificador, la radio, y todos los aparatos que se quedan en stand by siguen consumiendo bastante energía. Para asegurarse de tenerlos desconectados cuando no se usan (y especialmente durante la noche), piense en instalar multi-tomas con interruptores. De esta manera podrá desconectar fácilmente todos los aparatos a la vez.

9º- Cocinar optimizando el consumo.

¿Como ahorrar electricidad cocinando? Parece una pregunta extraña, pero en realidad es importante tener cuidado en la cocina. Si calientas los platos en el microondas gastarás 5 veces menos energía que con el horno eléctrico, también gastarás menos si cocinas en una olla en lugar del horno. Las placas de inducción consumen menos que la vitrocerámica o las placas eléctricas (estas últimas tienen un consumo similar). Poner una tapa a la olla cuando se hierve agua gasta 4 veces menos energía. Cocinar con poca agua es mejor que con mucha.

10º- La nevera: el electrodoméstico que más consume.

Una nevera tiene que estar funcionando las 24 horas para conservar los alimentos, lo que hace que sea el aparato que más consume a lo largo del año. Por eso es muy importante asegurarse de optimizarla. Primero es necesario comprar un aparato eficiente, dimensionado a la necesidad. En segundo lugar hace falta instalar la nevera en una habitación no muy caliente (a 23ºC consume un 40% más que a 18ºC), y no ponerla al lado del horno ni de las placas ni por supuesto de la calefacción.

También es importante tener el reflejo de no poner alimentos calientes ni dejar la puerta abierta más de lo estrictamente necesario. Es aconsejable limpiar la parte de atrás una vez al año y descongelar cada 6 meses. Y lo más importante: poner el termostato en su punto justo para mantener el frío suficiente para la higiene pero ni un grado por debajo. En resumen, un buen uso del frigorífico es una de las mejores formas de saber como ahorrar en la factura de la luz.

11º- Optimizar el consumo de la lavadora.

Optar por ciclos cortos y a temperaturas bajas, y siempre esperar a tener ropa suficiente para llenar completamente la lavadora ayudará a reducir el consumo eléctrico, pero también el consumo de agua.

12º-  Elegir un proveedor más barato o negociar con el actual.

El mercado eléctrico ha sido liberalizado, por lo que tiene la posibilidad de elegir otros proveedores. Como para otros muchos servicios, tiene que analizar muy bien el mercado y las obligaciones que conlleva contratar las prestaciones de una empresa u otra. Una buena técnica, que usan muchos compradores avisados, es informarse de las mejores ofertas de la competencia y comunicar a la compañía actual su deseo de marcharse. En un buen número de casos le ofrecerán mejores precios para quedarse.

¿Cuáles son los trucos que tú utilizas para ahorrar en tu factura eléctrica?  Compártelas con nosotros en los comentarios de esta entrada y los publicaremos en nuestro twitter (@BikoteSolar) bajo el Hashtag #ConsejosBikote.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s