Decreto de Autoconsumo eléctrico: Injusto, inmoral, ilegal e inconstitucional

El presidente de la Fundación Renovables opina sobre la aprobación de esta ley

Los fuentes renovales afectadas por el decreto de autoconsumo.

Nadie hubiera creído hace diez años que hoy dispondríamos de una tecnología accesible, segura, ambientalmente recomendable y manejable por los ciudadanos que podrían disponer de ella en sus hogares para generar y consumir energía eléctrica a precios muy inferiores a los de la red, la llamada “paridad de red”.

Hoy, la tecnología Fotovoltaica permite generar electricidad en pequeñas plantas (unos 3Kw de potencia instalada son suficientes para generar 4.500 – 4.800 Kwh al año, por encima del consumo medio de unos 4.000 Kwh de una vivienda) con inversiones de unos 1.200 € por Kw, lo que significa que si funcionase en el llamado “balance neto”(cuando hay excedentes durante el día se vierte a la red y luego se recupera “en diferido” según necesidades y en particular de noche) la inversión se recuperaría en menos de seis años, asumiendo un coste medio del Kwh de la red para el consumidor de 18 céntimos /Kwh y creciendo, y a partir de entonces el coste del Kwh seria casi nulo hasta los 25 años de vida media de la instalación. Si prorrateáramos la inversión para los 25 años de vida, el coste del Kwh sería del orden de una cuarta parte de lo que hoy pagamos, o sea, menos de 5 cent. y este coste se reduciría significativamente para instalaciones grandes llegando a los 3 cent. Un sueño para el ciudadano, la pequeña empresa, los regantes…, sobre todo teniendo en cuenta que, además, mientras los precios de la red no hacen más que subir los de la FV continúan bajando.

Bueno pues este sueño no quiere el Gobierno que sea una realidad – o más bien las Eléctricas – para los españoles cuando ya es una realidad en muchos países, incluido nuestro vecino Portugal, pero también en Alemania, Dinamarca… e incluso en Gales, con mucha menos radiación solar que España y donde los galeses pueden ver como su contador gira en un sentido u otro, según produzca o consuma, y que lo que buscan es que esté a cero o en balance neto

Y no quiere el Gobierno porque como ya anticipó el Ministro Soria en sede parlamentaria, el llamado autoconsumo debía regularse sin que “afectara a los intereses del sistema”, o sea, del Sector Eléctrico, que verían mermados sus ingresos y, sobre todo, perderían progresivamente el ventajismo de su situación dominante o de oligopolio.

El RD, aunque debido a las presiones y alegaciones de organizaciones, ONGs, sector de las renovables… ha tenido algunas mejoras (condiciones más favorables para instalaciones de menos de 10Kw, posible uso de baterías de acumulación, acceso al autoconsumo de hogares con tarifa social), no es ningún instrumento de promoción del autoconsumo sino más bien disuasorio por cuanto grava el consumo propio, mediante el llamado “peaje de respaldo”, y el uso de las baterías y, si el comercializador no lo remedia, tampoco se cobraría por los excedentes vertidos a la red, además de crear, una vez más, inseguridad jurídica para todas las instalaciones, incluidas las de menos de 10 Kw exentas del peaje de respaldo, al prever la revisión de estas condiciones a los cuatro años una vez, según el RD, conocidos las cargas sobre la red del autoconsumo. En general es un buen ejemplo de lo que no se debe hacer y una buena recopilación de “malas prácticas” en materia de autoconsumo en clara contraposición a las buenas recopiladas por la Comisión Europea.

El Real Decreto puede calificarse de injusto e inmoral en cuanto a que confunde el interés del oligopolio eléctrico con el interés general que es el bien superior; es ilegal por cuanto no se ajusta al derecho comunitario, e inconstitucional al negar derechos básicos.

El RD es claramente perecedero puesto que casi todos los partidos no en el Gobierno se han comprometido a derogarlo y restituir un marco normativo adecuado para el cual hay ya textos alternativos, y el nuevo Gobierno esperemos que no incluya al PP y, si lo hace, no será con toda seguridad con mayoría absoluta.

Con esta perspectiva de un nuevo marco regulador adecuado, en un plazo de medio año parece aconsejable que los propietarios de instalaciones existentes que disponen de seis meses para adecuarse a la norma no se desesperen y que los que no son todavía “prosumidores” pero quieren serlo, aguanten un poco o se pongan ya en marcha en cuanto a presupuesto, proyecto…, en particular si es para instalaciones de menos de 10Kw, aunque sin formalizar el registro, eso si, no con Iberdrola ni otras de las grandes empresas eléctricas por favor: sería una forma de perder esta gran oportunidad para el empoderamiento energético de la sociedad y la neutralización progresiva del oligopolio eléctrico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s