El imparable ‘tsunami’ en el que se han convertido las renovables: un negocio de 11 billones de euros en los próximos 25 años

Naciones Unidas ha retado a más de medio millar de brokers mundiales que dupliquen su inversión en energías limpias.

Las renovables son probablemente el mejor negocio del mundo en los próximos años.

El fenómeno de las renovables no ha hecho nada más que comenzar. Aunque parezcan que llevan muchos años entre nosotros, el verdadero boom de las energías limpias se va a vivir en los próximos lustros. La organización no gubernamental Ceres y Bloomberg New Energy Finance (BNEF) presentó el pasado miércoles un informe, titulado Mapping the gap, en el que hacen una estimación de lo que supondrá la inversión en potencia nueva de energías renovables en los próximos 25 años.

Ambas firmas han presentado dos escenarios. Uno, tal y como se han hecho las cosas hasta ahora, lo que en el mundo de los negocios se conoce como business as usual (BAU), y un segundo escenario en el que se tenga en cuenta el compromiso del mundo de que no se aumente la temperatura del planeta 2ºC en lo que resta de siglo.

En ambos casos, las cifras asustan, pero más en el segundo escenario. Según las estimaciones de los expertos de BNEF y Ceres, la inversión en nueva potencia de energías renovables en el mundo superará los 12 trillones de dólares (11 billones de euros) hasta 2040, o lo que es lo mismo, una inversión media de 485.000 millones de dólares (446.000 millones de euros) cada año.

Michael Liebreich, presidente y fundador de Bloomberg New Energy Finance, dice que el informe deja claro que las energías renovables como la eólica y solar están preparadas para un despegue debido a la disminución de los costos que a menudo los hacen totalmente competitivos frente a los combustibles fósiles, incluso sin subvenciones. “La industria de las energías limpias podría hacer una contribución muy importante al logro de las ambiciones expresadas en el Acuerdo de París”, dijo. “Para ello, sin embargo, el volumen de la inversión va a necesitar ser más del doble, y hacerlo en los próximos cinco años”.

¿Es o no para asustarse?. Las renovables se han convertido en un fenómeno imparable, como un tsunami que va a arrasar todo el mundo. Incluso, en el primero de los escenarios, sin hacer nada del otro mundo, la inversión sería ya bastante alta. Según el cálculo de los autores del informe, en un escenario BAU la inversión alcanzará los 6,9 trillones de dólares (6,3 billones de euros), o 277.000 millones de dólares (255.000 millones de euros) cada año hasta 2040.

Con todo ello, entre el peor y el mejor de los escenarios la brecha alcanza los 5,2 trillones de dólares (unos 4,7 billones de euros), unos 208.000 millones de dólares (191.000 millones de euros) al año.

Teniendo en cuenta que en este 2015 se han invertido en todo el mundo 329.000 millones de dólares (302.000 millones de euros) en energías renovables, el potencial de crecimiento es de un 47% si el crecimiento de las inversiones fuese lineal durante estos años.

El informe fue presentado en un acto organizado por Ceres junto a la Fundación de las Naciones Unidas en el que participó el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon. El líder coreano ha instado a más de 500 inversores de todo el mundo a que se suban a la ola de las energías limpias.

“Hoy, hago un llamamiento a la comunidad de inversores para aprovechar el fuerte impulso de París y aprovechar las oportunidades de crecimiento de las energías limpias. Yo reto a los inversores para duplicar – como mínimo – sus inversiones en energía limpia para el 2020″, dijo Ban a una multitud de líderes financieros, que en conjunto representan más de 20 billones de euros en activos.

Esto sería pasar de los actuales 302.000 millones a más de 600.000 millones de euros al año. Desde luego que es un gran reto. “Los inversores están en mejores condiciones que nunca para hacer frente a los riesgos climáticos y aprovechar las oportunidades económicas que ofrecen las renovables”, dijo Mindy Lubber, presidente de Ceres.

Lubber pidió a todos los inversores a nivel mundial para que establezcan ambiciosos compromisos de inversión en energías limpias; establecer metas claras para reducir la exposición al riesgo de carbono en sus carteras; animar a los reguladores en todo el mundo para poner en práctica los requisitos obligatorios de divulgación del riesgo climático; y para seguir abogando por políticas, como los precios de carbono, económicamente significativas y terminar con los subsidios a los combustibles fósiles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s